Finalizan los trabajos arqueológicos en la capilla de L.linares (Belmonte de Miranda)

En el siglo XII, un documento del monasterio de Belmonte de Miranda que delimitaba la villa de Vigaña, menciona el lugar de Fontevigaña como límite entre Vigaña y Castañera. La tradición oral sitúa en Fontevigaña la existencia de un despoblado, conocido por todos los mayores, y concede a la Virgen que se cobija en la capilla de L.linares poderes milagrosos. Esta información previa fue el punto de partida de la intervención arqueológica que durante las últimas tres semanas hemos llevado a cabo en L.linares bajo la dirección de Margarita Fernández Mier, Investigadora Principal del proyecto y César Martínez Gallardo, técnico arqueólogo. El objetivo era documentar posibles estructuras en el entorno de la capilla y clarificar su momento de ocupación así como su relación con el posible poblado localizado en Fontevigaña.

La excavación de L.linares ha permitido sacar a la luz una extensa necrópolis de tumbas de lajas de la cual se han documentado, hasta el momento, 24 tumbas, todas ellas con orientación E-W. El abandono de la necrópolis en época medieval facilitó la conservación de la disposición de las tumbas, que en ningún caso han sido alteradas (salvo algunas tumbas por actuaciones muy recientes), siendo posible reconstruir la disposición aterrazada del término para acoger los distintos momentos de uso. La ladera sobre la que se localiza la actual capilla, fue en época pleno medieval acondicionada en distintas terrazas que acogían los espacios de enterramiento que parecen estructurarse en función de una edificación localizada en las inmediaciones de la actual capilla. Algunos restos localizados en relación con las tumbas indican tímidamente algunas prácticas rituales sobre las que debemos de profundizar en futuras campañas arqueológicas.

Vista aérea de la necrópolis de Vigaña
Vista aérea de la necrópolis de Vigaña

Los datos aportados por los trabajos de esta campaña confirman la ocupación pleno medieval, en cuya comprensión hemos volcado todos los esfuerzos; sin embargo tanto la cultura material como la potencialidad arqueológica del lugar indican la existencia de estructuras previas de época altomedieval sobre las que se asienta la necrópolis.

El objetivo de la siguiente campaña será acometer el estudio del período altomedieval y abordar la localización del poblado de Fontevigaña. Desde el punto de vista metodológico, la comparación con los datos obtenidos en campañas anteriores en la aldea de Vigaña, permite avanzar en el distinto tipo de registros que se obtienen de la intervención en un despoblado y en una aldea que aún se mantiene ocupada en la actualidad y nos permite avanzar en el conocimiento del campesinado medieval, principal objetivo de nuestro grupo de investigación en Arqueología Agraria.

Seguiremos trabajando para poder realizar la campaña del 2016 y en agosto concentraremos nuestros esfuerzos en los talleres arqueológicos de Vigaña que se realizarán los días 20 y 21.

SONY DSC

 El equipo de trabajo de la campaña 2015.

La dirección de la excavación agradece el esfuerzo del equipo de trabajo durante las últimas tres semanas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Edad Media, Excavación, L.linares, Vigaña. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s