De Belmonte a Egipto: un viaje muy particular

El jueves 8 de abril nuestro grupo retomó sus actividades presenciales, en esta ocasión, en el Colegio Público Belmonte de Miranda. En este centro desarrollan en este curso escolar un proyecto que tiene por objetivo principal fomentar entre el alumnado la necesidad de salvar el agua como uno de nuestros recursos básicos. A través de una serie de viajes simulados, en los que actúan como emisarios de Poseidón, los más pequeños conocen la realidad del agua en otros continentes.

En esta ocasión, el destino era África. El taller tomó por espacio principal el del Antiguo Egipto, uno de los mejores ejemplos para ilustrar la importancia del agua en la historia y la aparición en torno a este bien de varias civilizaciones antiguas, como la egipcia. Tomando como eje vertebrador al Nilo, el taller mostró a los alumnos la relevancia de este elemento, capaz de articular en torno así a toda una sociedad, de la que se expusieron sus principales características e hitos cronológicos, así como los restos arqueológicos más singulares. Al mismo tiempo, recibieron una misión a través de una carta que ellos mismos debieron descifrar mediante la piedra roseta, en la que se les proponía la construcción de un nilómetro —para ser colocado después en el Río Pigüeña, en las inmediaciones del centro—, una actividad práctica que también sirvió para profundizar en la relación entre el río y sus fluctuaciones anuales y la agricultura del Antiguo Egipto.

Además de esta actividad, los asistentes pudieron conocer el proceso de momificación y sometieron al difunto al juicio de Osiris, un momento decisivo en la religión del Antiguo Egipto en el que se hacía balance de las acciones en vida y se dirimía su futuro en el paraíso.

La Fundación Palarq financiará nuestras investigaciones en el Valle de Sondondo (Perú)

Estamos pasando unos meses difíciles y de gran incertidumbre, sin embargo, el proyecto la Formación de los Paisajes Agrarios en los Andes Centrales del Perú, ¡está de enhorabuena!

Recibimos la excelente noticia de que la Fundación Palarq financiará nuestra investigación a través de su convocatoria de subvenciones de apoyo a proyectos españoles en el exterior 2020. Estas ayudas tienen como fin el apoyo económico para realizar campañas de excavaciones durante el próximo año 2021. En el siguiente link podrán consultar los proyectos que han sido financiados. Felicitamos a todos los equipos que han recibido este apoyo.

La Fundación Palarq es una entidad privada y sin ánimo de lucro que apoya las misiones en Arqueología y Paleontología Humana españolas en el extranjero, excluyendo Europa. Damos las gracias a la Fundación Palarq por apostar por el proyecto y por sus iniciativas de aliento a la investigación, especialmente en estos momentos tan complejos.

El proyecto titulado: “El estudio del paisaje agrario prehispánico andino. Excavaciones arqueológicas en las terrazas imperiales Huari e Inca del valle de Sondondo, Perú” estará dirigido por Patricia Aparicio Martínez (Pontificia Universidad Católica de Perú) y Margarita Fernández Mier (Universidad de Oviedo) que realizarán una segunda campaña de excavaciones en el Valle de Sondondo en el Centro Sur de Perú. Esta investigación también contará con la colaboración de la Dra. Alejandra Korstanje (Universidad de Tucumán), especialista en agricultura prehispánica y paleoetnobotánicos y la Dra. Patricia Cuenya especialista en paleosuelos.

El proyecto permitirá afianzar los resultados de la primera campaña de excavaciones y profundizar en la formación y evolución del paisaje agrario. El objetivo de esta segunda campaña es analizar los procesos de construcción de los sistemas de terrazas tanto desde el punto de vista tecnológico como cronológico, estudiando los sistemas sociales que permitieron su desarrollo.

Los resultados preliminares de la primera campaña de excavaciones que se realizó en junio de 2019 nos indican cambios importantes en las composiciones agrarias y matices cronológicos a las tipologías preestablecidas para las terrazas agrícolas o andenes.  Esta complejidad documentada refuerza la hipótesis del proyecto que advierte sobre las continuas renovaciones y adaptaciones del paisaje agrario. De ahí la importancia de dar continuidad a las investigaciones para ampliar el volumen de información.

En el marco de esta segunda campaña de excavación se realizarán nuevos sondeos con intervenciones en distintos puntos del valle, especialmente en la zona Norte, cerca de la localidad de Aucará y Cabana Sur, donde se constata una fuerte presencia del poder Imperial Huari. También intervendremos en áreas de terrazas cercanas a la localidad de Andamarca, específicamente en los sectores de Llosllasqa y Lambracha, donde hay constancia de estructuras domésticas y funerarias bajo los sistemas de aterrazamiento agrario, documentadas por los trabajos de la Dr. Ann Kenall de la UCL en el año 2005, pero sin que contemos con cronologías absolutas para esta secuencia. Las excavaciones de las terrazas de cultivo con metodología arqueológica irán acompañadas de una serie de analíticas de carácter bio y geoarqueológico, radiocarbónicas, polen y análisis múltiple de microfósiles en suelo.

El objetivo de la campaña es obtener secuencias cronológicas sólidas que aporten fechas absolutas que se puedan relacionar con los distintos períodos históricos: comprender el significado de la articulación de la administración Huari en el territorio, el establecimiento y creación de espacios de cultivo en el Periodo Intermedio Tardío o el desarrollo múltiple de espacios agrarios en época Inca, complejizando las afirmaciones tradicionales sobre la estandarización de los sistemas de terrazas debido al cultivo del maíz.

¡Arrancamos con nuestro primer seminario en línea!

Debido a la emergencia sanitaria, nos vemos en la necesidad de celebrar en línea el II Workshop sobre Arqueología de los comunales. Es todo un reto celebrarlo a distancia pero entre todos espero que podamos compartir con éxito nuestras experiencias. En la página web de Llabor podéis encontrar toda la información necesaria para participar en el evento.

ARCHAEOLOGY OF COMMONS. MANAGEMENT, PROPERTY RIGHT AND GOVERNANCE

Los próximos días 12 y 13 de noviembre de 2020, celebraremos en Oviedo el segundo Seminario sobre Arqueología de los comunales. Esta actividad, que ya habíamos programado para el pasado mes de marzo y que tuvo que ser pospuesta debido a las consecuencias de la pandemia de COVID, se enmarca dentro de las actividades del proyecto “ELCOS – Espacios Locales y complejidad social: Las raíces medievales de un problema del siglo XXI -”, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación (HAR2016-76094-C4-1-R).

Este segundo seminario sobre arqueología de los comunales “Archaeology of commons: management, property right and governance”, se celebrará en el edificio Histórico de la Universidad de Oviedo, los días 12 y 13 de noviembre en horario de mañana y tarde. 

Los espacios comunales, o de uso colectivo, han sido un componente esencial en la economía de las comunidades locales. Su disolución, pervivencia o transformación han generado interesantes debates historiográficos en los últimos treinta años. Los pleitos surgidos por la conflictividad inherente a la propiedad y uso, y la normativa nacida en el seno de las instituciones de gobernanza, han despertado el interés de los investigadores que se han aproximado a ellos desde un punto de vista institucionalista, especialmente en los momentos de disolución de los mismos. Más puntuales han sido las investigaciones para época medieval, debido a las particularidades que ofrece la documentación escrita del período, así como las aproximaciones desde el registro material. Solo recientemente la Arqueología ha puesto en marcha proyectos que focalizan su atención en los espacios de uso colectivo, abriendo interesantes líneas de trabajo que permiten profundizar en las formas de aprovechamiento, ampliando la información que se fija exclusivamente en la propiedad. Igualmente estimulante es la mirada desde la Antropología, que aporta una visión compleja sobre los distintos derechos de propiedad y gestión, cuestionando lecturas evolucionistas y desarrollistas. Todos estos puntos de vista estarán presentes en estas jornadas de trabajo con el objetivo de avanzar en la caracterización histórica de los comunales desde distintas perspectivas y aproximaciones metodológicas.

El complejo programa, que cuenta con ponentes de diversos centros de investigación Europeos, obliga a realizar el seminario de una forma mixta, con ponencias presenciales y online, dependiendo de las posibilidades/necesidades de cada ponente.

En breve os ofreceremos más información sobre el aforo de la sala y el enlace desde el que se podrá seguir en línea el desarrollo del seminario.

El origen medieval de las brañas de la Cordillera Cantábrica

El grupo de investigación LLABOR ha realizado dos campañas arqueológicas a lo largo de los meses de julio y agosto en el marco del proyecto de investigación HAR2016-76094-C4-1-R, “Espacios locales y complejidad social. Las raíces medievales de un problema del siglo XXI”. Los lugares elegidos han sido el Puerto de Andrúas, en la falda del Aramo, en Quirós y la braña de los Fuexos en Balmonte de Miranda. El proyecto está dirigido por Pablo López Gómez (Universidad de León) y Margarita Fernandez Mier (Universidad de Oviedo).

Braña de Los Fuexos (Balmonte de Miranda)

Esta primera semana de septiembre abordamos la recta final de las excavaciones arqueológicas que a lo largo del verano nos ha permitido profundizar en el conocimiento de la ocupación de las zonas de montaña de Cordillera Cantábrica y en la historia de la gestión de los espacios de uso colectivo.

La finalización de los trabajos en la braña de los Fuexos (Balmonte de Miranda) ha permitido documentar los procesos de aprovechamiento de este espacio de pasto desde la Edad Media hasta la actualidad. La cabaña excavada en esta campaña ofrece datos sobre época moderna, desde el siglo XVIII hasta su abandono en el siglo XX, con abundantes restos cerámicos y una tipología constructiva que se repite en muchas otras construcciones en la braña: muros de piedra colocada a hueso aprovechando grandes bloques de piedra desprendidos desde lo alto de la montaña. Previa a esta ocupación se han localizado restos de fauna doméstica, llamando la atención que en todos los casos se trata de ejemplares de escasos meses de vida o recién nacidos (cuatro terneros, dos cerdos y una cabra), enterrados en posición anatómica que nos indican la presencia de ocupación doméstica en la braña, probablemente asociados a la presión que durante los siglos XIV, XV y XVI se ejerce sobre estos espacios creando asentamientos relacionados con los señoríos locales y su intento de control de amplias zonas de pasto.

Panorámica de la Braña Los Fuexos

Estos usos se superponen a restos de construcciones asociados a cerámicas de época medieval, mal conservados debido a las acciones posteriores pero que nos permiten ir definiendo la cronología de la explotación de estas zonas de montaña. También hemos podido definir parte de una construcción realizada en postes de madera a la que aún no podemos atribuir una cronología.

Cabana con ocupación medieval en Los Fuexos (Montouvo)

El Puerto de Andrúas

En Andrúas hemos concentrado las intervenciones arqueológicas en la braña de Buxana, donde actualmente sólo pervive una construcción en pie de planta cuadrangular y una cubierta de falsa bóveda construida por aproximación de hiladas, recubierta al exterior con cubierta vegetal que, por tipología constructiva, data del siglo XVIII. Planificamos la intervención arqueológica en las inmediaciones de esta cabaña, sacando a la luz una construcción de uso ganadero, atribuible a época moderna, probablemente contemporánea a la que se mantiene en pie y que reutilizaba y modificaba una construcción anterior: dos habitaciones delimitadas por muros de mampostería de distinta factura, que forman parte de una misma estructura doméstica cuya cronología se remonta a época bajo medieval. Asociado a su uso se ha recuperado abundante cerámica y restos de hogares a los que se unen restos óseos que nos permitirán fechar su momento de uso con mayor precisión.

Esta estructura medieval se superpone a un fondo de cabaña de amplias dimensiones al que se asocian cuatro hoyos de poste, así como abundante cerámica e industria lítica que indican una importante ocupación de época prehistórica, probablemente atribuible al calcolítico a tenor de la cultura material recuperada. En la presente campaña hemos excavado y analizado los niveles medievales y en próximas campañas acometeremos el estudio de los niveles prehistóricos.

La información proporcionada por el yacimiento resulta de especial relevancia para comprender la historia del aprovechamiento de los pastos de la zona del Aramo, así como la importancia de este punto como lugar de paso asociado al Camín Real que, desde Uviéu y a través del puerto de Andrúas, se dirigía hacia Bermiegu.

Las amplias cronologías documentadas en ambas brañas evidencian la antigüedad del aprovechamiento de estos espacios como zonas de pastos y la profunda antropización de las áreas más altas de la Cordillera Cantábrica. Llama la atención el carácter resiliente de los usos de estos espacios: la superposición de distintas estructuras en las zonas excavadas invita a pensar en una presencia continuada en la zona desde la prehistoria reciente. Aún tratándose de una investigación que se encuentra en sus inicios -ya que tan solo hemos intervenido arqueológicamente en cuatro construcciones-, el volumen de información aportado es de gran relevancia para comprender los procesos de antropización de las áreas de montaña de Cordillera Cantábrica.

Retomamos la excavación en la braña de los Fuexos (Montouvu)

Después de la interesante excavación en el Puerto de Andrúas (Quirós), retomamos las intervenciones en la Braña de los Fuexos (Montouvu, Balmonte) dando continuidad a los trabajos realizados en la campaña de 2019. El análisis de la abundante documentación escrita – referida al espacio de Cueiro y a su inmediaciones- permite trazar la complejidad de las formas de propiedad y aprovechamiento de estas zonas comunales. La implicación del señorío de Valdecarzana, la presencia de vaqueiros y las estrategias de los pueblos de la zona por definir normas de funcionamiento, por delimitar sus espacios de pasto y por evadirse de la presión de los señoríos, caracterizan la historia de estos espacios desde el siglo XVI.

La braña se sitúa en una pequeña terraza o anfiteatro en las cercanías de tres surgencias de agua. Cada vecino de la aldea tiene una cabaña destinada a cobijar al ganado y a la persona que durante el verano se desplaza diariamente a atenderlo, estando todas ellas localizadas en una misma zona, concentradas en tres agrupaciones de cabañas. También hay construcciones específicas, bel.lares, destinadas únicamente a albergar a los animales más jóvenes. Asociados a las cabañas y bel.lares hay corrales, algunos individuales anexos a las cabañas, o colectivos localizados en medio de ellas.

La prospección de la braña ha permitido identificar 30 cabañas, 5 corrales y 3 ol.leras. La tipología de las cabañas y sus tamaños son muy variados: desde estructuras circulares de pequeño tamaño (2 metros de diámetro), a construcciones cuadradas y rectangulares que van de los dos metros a los 20 de largo. Su estado de conservación varía mucho: 4 cabañas están en perfecto estado y el resto en distintos procesos de ruina. Esta variedad tipológica y de conservación se relaciona con la amplia diacronía de uso de este asentamiento estacional.

Las intervenciones arqueológicas realizadas en la campaña de 2019 permitieron documentar el uso de la braña de los Fuexos al menos desde el siglo XVI. Este año acometeremos la excavación de varias cabañas, tratando de definir tipologías y cronologías. Partimos de la hipótesis de que las cabañas que aún se conservan en la actualidad -en su gran mayoría en ruinas- responden a una completa reestructuración del espacio en el siglo XVIII, amortizando construcciones de menores dimensiones que se corresponden con cronologías anteriores.

El Puerto de Andrúas se revela como un enclave excepcional para comprender el uso ganadero del Aramo desde la Prehistoria

Durante el mes de julio nuestro grupo de investigación, LLABOR, bajo la dirección de Pablo López Gómez, ha desarrollado una fructífera campaña arqueológica en la braña de Buxana, en el puerto de Andrúas (Quirós). Los resultados no han podido ser más fructíferos: la excavación arqueológica nos ha permitido documentar importantes estructuras de uso doméstico y ganadero que se remontan a Plena Edad Media, al menos el siglo XIII, y que se superponen a una extensa cabaña cuya cronología, a tenor de la primera aproximación al material arqueológico documentado, remite al calcolítico.

Los puertos de Andrúas son una importante zona de pastos altimontanos en la falda Oeste de la sierra L’Aramo, localizados entre los 1000 y los 1500 metros de altitud. Actualmente forman parte del Monte de Utilidad Pública Nº 260 “Puerto Andrúas, La Guariza y Valle del Siblo” perteneciente al municipio de Quirós.

Este espacio es compartido en régimen de facería por distintas localidades de los municipios de Quirós, Proaza y Santu Adrianu. El titular de la propiedad es el municipio de Quirós, pero los derechos de aprovechamiento ganadero los disfrutan de forma mancomunados los vecinos de las localidades de Bermiego, Tene, Aciera, Pirueño, Pedroveya y La Rebollá (pertenecientes al municipio de Quirós); Serandi, Samartin y Villamexin (de Proaza) y Villanueva (de Santu Adrianu).

La zona es mencionada como zona de pasto desde el siglo XII en la documentación de la Catedral d’Uviéu, y desde el siglo XIV se constatan continuos intentos de realizar cerramientos y construcción en estas zonas de uso comunal. Así, en un documento del siglo XVI se obliga a Álvaro Pérez de Tene a restituir un espacio en Andrúas donde había construido una casa y cerrado un terreno para su aprovechamiento. Un siglo después, en un pleito entre varios pueblos por el aprovechamiento de estos pastos, se recogen las ordenanzas y regulaciones de los aprovechamientos por las distintas aldeas de forma mancomunada durante los meses de verano (de mayo a septiembre), así como sus derechos a construir cabañas y corros (bel.lares) y las características que debían tener: estar hechas con la técnica de piedra seca y no tener cerraduras en las puertas.

Los trabajos de prospección arqueológica nos permitieron documentar varias zonas con estructuras ganaderas; hemos concentrado las intervenciones arqueológicas en la braña de Buxana, donde actualmente sólo pervive una construcción en pie, la cabaña comunal de Villanueva, de planta cuadrangular y una cubierta de falsa bóveda construida por aproximación de hiladas, recubierta al exterior con cubierta vegetal que, por tipología constructiva, parece datar del siglo XVIII.

Planificamos la intervención arqueológica en las inmediaciones de esta cabaña, lo que nos permitió documentar una construcción de uso ganadero, atribuible a época moderna, probablemente contemporánea a la que se mantiene en pie y que reutilizaba y modificaba una construcción anterior que se corresponde con dos habitaciones delimitadas por muros de mampostería de distintas factura, que forman parte de una misma estructura doméstica cuya cronología se remonta a época bajo medieval. Asociado a su uso se ha recuperado abundante cerámica, alguna moneda y restos de hogares a los que se unen restos óseos que nos permitirán fechar su momento de uso con mayor precisión.

Esta estructura medieval se superpone a un fondo de cabaña de amplias dimensiones al que se asocian cuatro hoyos de poste, así como abundante cerámica y herramientas de silex que nos indican una importante ocupación de época prehistórica, probablemente atribuible al calcolítico a tenor de la cultura material recuperada. En la presente campaña hemos excavado y analizado los niveles medievales y en próximas campañas acometeremos el estudio de los niveles prehistóricos.

La información proporcionada por el yacimiento resulta de especial relevancia para comprender la historia del aprovechamiento de los pastos de la zona del Aramo, así como la importancia de este punto como lugar de paso asociado al Camín Real que, desde Uviéu y a través del puerto de Andrúas, se dirigía hacia Bermiegu.

https://youtu.be/K0etK9Be9Es

Arqueología en las brañas de la Sierra del Aramo

undefined

Retomamos las excavaciones dentro de nuestro proyecto sobre la historia de los comunales en la Cordillera Cantábrica. Uno de los principales objetivos de investigación del proyecto “ELCOS. Espacios locales y complejidad social. Las raíces medievales de un problema del siglo XXI” es comprender la complejidad de problemáticas económicas, sociales, institucionales y culturales que se anudan en la gestión de los espacios de uso colectivo, desde la Edad Media hasta la actualidad. Nos acercamos al estudio de los comunales tanto desde el registro documental como arqueológico; para ello nuestro compañero Pablo López Gómez ha planificado este verano una ambiciosa campaña arqueológica que nos llevará a investigar el origen de algunas brañas situadas en la Sierra del Aramo en Quirós, y las del Cordal de Cueiru en Miranda y Teberga.

Esta semana los trabajos se están concentrando en la Braña de Andruxas, en la falta del Aramo. Las primeras intervenciones ya nos han permitido documentar una construcción cuyos orígenes se remontan, al menos, a los últimos siglos de la Edad Media, lo que evidencia la importancia que adquieren estas cabañas ganaderas y el uso de los pastos durante este período, momento en el que los grandes señoríos, laicos y eclesiásticos entran en conflicto por los derechos de aprovechamiento.

El próximo curso continuaremos con el proyecto ConCiencia Histórica en los colegios de Balmonte de Miranda y Proaza, en Asturias.

Nuestro proyecto ConCiencia Histórica tendrá continuidad el próximo curso 2020-2021 con el alumnado de los colegios públicos rurales de Balmonte de Miranda y Proaza. Seguiremos contando con la financiación de la FECYT para intentar despertar vocaciones científicas y valores de custodia del patrimonio rural con los alumnos de infantil y primaria de ambos colegios.

Utilizando el método arqueológico y la tradición oral como herramientas, colaboraremos activamente con la dirección de ambos colegios en el diseño del proyecto educativo, realizando diversos talleres que se irán programando a lo largo del curso con el objetivo de hacerles partícipes de los distintos métodos de la investigación arqueológica. Culminaremos el proyecto con la realización de un excavación arqueológica con la participación del alumnado en la que investigarán el origen de sus pueblos.

El objetivo es implicar en estas actividades a una buena parte de la población local, que nos aporte el conocimiento que tiene de su territorio, que nos transmita sus costumbres, a la vez que analizamos la historia utilizando el método arqueológico y despertamos vocaciones entre los más pequeños.

En septiembre retomaremos las actividades, adaptándonos a las circunstancias que nos imponga la crisis sanitaria del coronavirus.